Otra perspectiva de los hechos recientes en Cuba.

Pedro Martínez

Raúl Castro es comunista, comunista es mentiroso, a un mentiroso no se le cree. Entonces, todo lo que dice Raúl Castro es mentira o no es totalmente cierto. Raúl está al frente de Cuba desde el 31 de julio del 2006, Raúl dice que Fidel le cedió todos los poderes, eso es mentira o no es totalmente cierto. Raúl dice que el consulta con Fidel todo lo que hace, eso es mentira o no es totalmente cierto, entonces en Cuba quien manda es Raúl por encima de Fidel. Raúl dice que Fidel habla a través de sus reflexiones, entonces, esas reflexiones no son de Fidel. No debemos olvidar que nos enteramos de la enfermedad de Fidel por los comunistas y que cualquier información que tengamos de Fidel es dosificada por ellos en forma de desinformación, algo muy viejo en este mundo. Afirmar que Fidel dijo algo es una fantasía semejante a que lo que dijo la Cucarachita Martina.

Fidel prohibía que los cubanos entraran a los hoteles aunque, muchos turistas buscando prostitutas se hospedaran en casas particulares, Raúl no perdió tiempo en eliminar esa prohibición de Fidel, ya los turistas extranjeros pueden hospedarse en los hoteles con sus prostitutas, beneficiando a los militares raulistas que controlan el turismo. Fidel prohibía vender DVD, celulares, computadoras y hornos de microondas al pueblo, Raúl eliminó esas prohibiciones permitiendo que los militares raulistas, que tienen el monopolio de las tiendas, hagan por fin ese negocio. Fidel durante décadas formó su joven relevo, Raúl los sacó de los altos puestos en el gobierno, acusados de indignos por el mismo Fidel a través de una reflexión, que sabemos no es del tal Fidel, aunque el sea el supuesto autor de ellas. Acto seguido Raúl echó abajo una restricción del 2004 de Fidel a los créditos a sus empresarios con el Banco Central que no podían superar los 10,000 dólares. Fidel no dejaba de insistir en la anexión de Cuba a Venezuela y pasos importantes se venían realizando, con Raúl nunca más se ha vuelto hablar del asunto. Fidel estaba en una fuerte campaña de re centralización de la economía, Raúl lo primero que hizo fue criticar fuertemente la ineficiencia de la economía, la indisciplina laboral y la burocracia y acto seguido se lanza a la descentralización de la economía. Fidel jamás aceptó conversar con Estados Unidos sobre temas de los derechos humanos, presos políticos y democracia, Raúl acaba de aceptar esos temas y cualquier otro.

Fidel siempre le habló al pueblo directamente, en cualquier circunstancia, incluso cuando en 2004 sufrió la espectacular caída que le fracturó el brazo derecho y la rodilla izquierda, presentándose ante el pueblo en una silla de rueda con un brazo inutilizado y el rostro bastante demacrado. Raúl, desde que tiene el poder, nunca ha dejado a Fidel hablarle directamente al pueblo, ni siquiera por un video grabado y editado, a pesar que lo hemos visto hablando con muchos extranjeros e incluso una vez con un periodista cubano en una larga y alegre conversación.

El golpe de timón del poder en Cuba no ha sido producto de la caída de los precios del petróleo, que impiden que Chávez siga subsidiando a los Castro como muchos hoy piensan; el traspaso de Fidel a Raúl ocurrió a mediados del 2006, en plena subida de los precios del crudo hasta llegar a duplicarse dos años después, al pasar de $58 a $128 el barril.
Saque usted sus propias conclusiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada